0

Buena Suerte: Prepárate para obtenerla

La búsqueda por la buena suerte es algo que le motiva a muchas personas, especialmente en el fin y comienzo de año.

En efecto, en diversos países son múltiplos los rituales y supersticiones que año tras año son realizados para buscar buenos augurios.

Además, en algunas regiones es costumbre antigua despedirse de los demás utilizando la fórmula: ¡Buena suerte! Es curioso, porque aunque quien no cree en la suerte puede recibir bien tal saludo, puesto que lo que se expresa con tales palabras es el deseo de que todo le vaya bien a la persona con quien se está hablando.

Por otro lado, la suerte no es algo que haya quedado afuera de las elaboraciones teóricas de pensadores a lo largo de la historia.

El filósofo griego Aristóteles (de quien ya hemos hablado en otros artículos) considera la suerte como una especie de causa accidental.

¡Buena suerte!

La razón de que la suerte sea un tema tan presente en nuestras vidas se debe a que hay muchas aleatoriedades que interfieren en nuestro cotidiano.

En efecto, aunque busquemos tener lo máximo de control sobre nuestra existencia, en determinados momentos podemos experimentar la sensación de que hay cosas que no están totalmente bajo nuestro control.

Las aleatoriedades son todo aquello que ocurre sin una causa aparente o que podría haberse dado de modo distinto, pero al fin ocurrió tal como ocurrió.

Ya que no tenemos control de todo, ya que cosas aleatorias pueden pasarnos a cualquier momento, solemos entonces atribuirle un peso significativo a la suerte.

Hay que hacer notar ese punto cuando, por ejemplo, un cantautor se dedica durante años a la música y trabaja con ahínco, pero no logra alcanzar el suceso. Sin embargo, algo sucede, quizá un video es publicado en las redes sociales, y, finalmente, ese o esa artista se hace famoso.

Fíjense, no podemos decir que su talento fue alcanzado de repente, porque hace años que esa persona se dedicaba; sin embargo, algo aleatorio posibilitó que se hiciera famoso.

Todo ello nos hace pensar en una frase atribuida al jugador de béisbol Elmer Letterman: «La suerte es lo que sucede cuando la preparación se encuentra con la oportunidad«.

Es decir, no necesariamente precisamos pensar en la suerte como la fortuna que cae del cielo, sino que podemos pensarla como una oportunidad que alguien que está en esforzándose finalmente encuentra.

La buena suerte puede ser saber aprovechar las oportunidades

Ya se pasaron dos años desde que el mundo se detuvo ante la casi increíble noticia de un virus que contagiaba personas causándoles una enfermedad respiratoria llamada Covid-19.

La pandemia, sin duda, ha causado sufrimiento y dolor para millares de personas en cientos de países. Muchos ha perdido familiares, la economía mundial se vio afectada, y diversos países vieron el triste índice de la pobreza aumentar.

Por otro lado, semejante crisis también trajo oportunidades para algunas personas. No se trata aquí de alimentar una falsa idea de positividad, que afirma que todo lo que se quiere se puede.

Sabemos que la vida real es mucho más compleja. Sin embargo, lo que queremos buscar es reflexionar en profundidad sobre las oportunidades que pueden presentarse incluso en momentos críticos. Y lo haremos porque tal vez la buena suerte no sea algo tan esotérico como se piensa, sino que puede tratarse de saber aprovechar las oportunidades que se presentan.

Saber separar lo positivo de lo negativo y estar siempre atento o atenta a las oportunidades que surgen a diario son excelentes formas de no perder las posibilidades que pueden conducir a grandes logros, ya sean profesionales o personales.

Hoy en día es común que los seres humanos busquen constantemente oportunidades laborales o quieran mejorar su carrera profesional o su vida personal, pero no siempre saben cómo aprovecharlas. Para ello, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a aprovechar las oportunidades.

1) Atención

Es muy posible que al menos una vez has escuchado el dicho: “la oportunidad se crea”. Por lo tanto, la atención es un punto crucial para quienes pretenden alcanzar nuevos retos en su vida personal o en su puesto de trabajo.

Ser una persona comunicativa y cultivar el deseo de aprender es algo que puede ayudarte a tener mejor provecho de las oportunidades que se presenten.

Mantener la atención te ayudará a identificar los beneficios que ofrecen las nuevas oportunidades. La atención también te ayudará a discernir entre las opciones distintas que pueden presentarse.

2) Motivación

Es normal que en algunos momentos de nuestras vidas – en algunos días a lo largo del año, por ejemplo – nos sintamos desmotivados.

Sin embargo, la motivación es algo importante para ponernos en camino para lograr nuestros objetivos. Podemos considerar la motivación como el combustible que necesitamos para salir adelante.

Trabaje con entusiasmo todos los días, siempre con el objetivo de hacer tu mejor esfuerzo, de ofrecer lo mejor de ti. Si lo que buscas es una mejor posición profesional, ciertamente tu motivación será observada y tenida en cuenta cuando surja una oportunidad.

Ten en cuenta que no siempre podemos esperar una motivación exterior. En realidad, muchas veces podemos tener que comenzar algo nuevo antes de que de hecho se note la motivación.

Un aspecto a más es que muchas veces reconocer y tener claro cuál es el objetivo que se busca ayuda a aumentar los niveles de automotivación.

3) Prepárate para la buena suerte

Si estás constantemente buscando nuevas oportunidades, la preparación también debe ser parte de tu proyecto personal para saber cómo aprovechar al máximo los nuevos desafíos que pueden presentarse.

No basta con querer y buscar, es necesario prepararse. Para ello, invierta en calificación, disponte a absorber todo el aprendizaje y siempre realice un autoanálisis para identificar fortalezas y debilidades.

4) Aprende a celebrar los éxitos

¿Llegó la oportunidad y la aprovechaste? ¡Disfrútala! Sabes que las conquistas han sido parte de un camino que has recurrido, por eso disfruta los éxitos.

Conclusión

Como viste, la buena suerte muchas veces es el resultado de factores aleatorios, pero cuando tales factores te encuentran listo o lista puedes tener la posibilidad de conquistar lo que tanto has deseado.

Por eso, puedes seguir creyendo que algo bueno te va a pasar, pero aun así, no dejes de ponerte en camino rumbo a tus objetivos. Quizá lo que la buena suerte está esperando es encontrarse con tu disponibilidad.

Lucas - Equipo Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.