0

Motivación en el trabajo ¿Por qué es importante y cómo mantenerla?

Un tema que suele estar presente en muchos espacios destinados al desarrollo profesional es la motivación en el trabajo.

La motivación es un concepto utilizado en el área de Recursos Humanos y en otras áreas del conocimiento, como la Psicología. Define un conjunto de procesos internos de un individuo que lo capacitan y, por lo tanto, lo alientan a realizar ciertas tareas o alcanzar las metas que desea.

Es un impulso que hace que las personas actúen para lograr sus objetivos. Ella involucra fenómenos emocionales, biológicos y sociales y es un proceso responsable de iniciar, dirigir y mantener comportamientos relacionados con el logro de metas.

Todas las personas son impulsadas por un propósito. Y ciertamente, ese propósito a menudo está ligado a una recompensa. Las recompensas satisfactorias mueven a las personas y las hacen luchar por su alcance utilizando un aparato de comportamientos que demuestran su motivación.

Ahora bien, en ese proceso es importante percatarse de que la motivación no siempre está asociada con factores externos. En realidad, casi nunca lo está. Por eso, es fundamental enfocarnos en ser personas capaces de automotivarse.

Como puedes percibir, la motivación es algo fundamental en nuestra vida, y en el trabajo no sería diferente. Pero, ¿qué es la motivación en el trabajo y por qué es valiosa?

Motivación en el trabajo

La motivación en el trabajo se ha convertido en un factor esencial para el éxito de una empresa, principalmente porque está directamente relacionada con la productividad y la satisfacción en el ambiente interno.

Fíjate, no se trata solamente de la productividad, sino también del grado de satisfacción con que los funcionarios realizan sus tareas diarias.

La motivación en el trabajo está ligada al deseo de permanecer en ese puesto, pero más que eso, es el sentimiento que impulsa todas las acciones en el ambiente laboral.

En tiempos de aumento considerable de casos de síndrome de burnout es urgente hablar de la motivación y de otros aspectos que respectan a la calidad de vida del trabajador.

La motivación en el trabajo y el burnout

En resumen, el burnout es un trastorno emocional con síntomas de agotamiento extremo, relacionado generalmente con estrés y agotamiento físico resultantes de situaciones de trabajo estresantes. En efecto, la Organización Mundial de la Salud ya pasó a considerar el burnout como una enfermedad del trabajo.

¿Por qué es importante la motivación en el trabajo?

Existen algunas razones que comprueban la importancia de la motivación en el trabajo. En primer lugar, los empleados motivados tienen el sentimiento común de trabajar para la empresa, lo que facilita las relaciones en el desarrollo del trabajo en equipo. En ese sentido, trabajadores motivados ayudan a mejorar las relaciones interpersonales dentro de la organización. Pero existen otras razones.

Mejorar la productividad por medio de la motivación en el trabajo

En segundo lugar, vemos que una empresa que invierte en la motivación de los empleados puede influir en su productividad, porque los profesionales comprometidos suelen rendir mejor, ser más creativos y tener más responsabilidad y compromiso con su trabajo.

¿Cómo mantenerse motivado en el trabajo?

El primer punto a aclarar es que la empresa no motiva a los empleados. La motivación es algo intrínseco al ser humano y, por tanto, no se puede desarrollar.

En consecuencia, el papel de la organización es identificar, a través de los procesos de selección, los comportamientos que demuestran la motivación del candidato.

Seleccionar y contratar talentos y promover un entorno favorable al mantenimiento de la motivación que ya existe en el empleado, lo que llamamos motivación extrínseca, es la responsabilidad del sector de recursos humanos.

En resumen, los principales factores que engloban la Motivación son: estimulación, acción y esfuerzo, movimiento y persistencia, y recompensa.

Por lo tanto, considerando la motivación como un factor en un proceso de compromiso profesional para el logro de las metas, lo ideal es que exista una relación mutua entre la organización y el empleado.

Tips para la motivación en el trabajo

Algunos pasos concretos ayudan a mantener o a construir la motivación en el trabajo:

Tener metas

Una de las mejores maneras de mantener alta tu motivación en el trabajo es establecer metas a alcanzar. Estos objetivos lo mantendrán en constante enfoque y mejora. La existencia de un punto al que quieres llegar te inyecta energía para conseguir esa realización personal.

Este también es un consejo para mantener la motivación en el trabajo muy importante para los empleadores. Establecer metas mantiene a los empleados motivados y productivos, pero es necesario hacer eso sin sobrecargar a nadie.

Por eso, no olvides de establecer objetivos reales y alcanzables. Muchos empresarios caen en el error de fijar metas imposibles para que los empleados no las alcancen, y así no reciban la bonificación propuesta por cumplir la meta. ¡Nada más equivocado!

Valorar lo que se hace

Aprender a disfrutar de lo que haces es el segundo consejo para mantener la motivación en el trabajo. ¡Este es definitivamente un punto crucial para mantenerse motivado! Al fin y al cabo, es como dicen: «Más importante que hacer lo que te gusta, es que te guste lo que haces». Pero, ¿cómo lograr esto?

Vea los puntos buenos de tu trabajo, la diferencia que hace en la vida de otras personas, y te hará disfrutar de lo que haces. Ten excelencia, hazlo con dedicación, y te sentirás bien contigo mismo y te sentirás motivado.

Organizar una lista de actividades

El primer consejo para mantener la motivación en el trabajo está relacionado con saber exactamente lo que estás haciendo. Puede parecer extraño decir esto, pero ¿cuántas veces te has encontrado preguntándote «qué estoy haciendo»?

La gran cantidad de tareas combinada con el desánimo genera esa sensación de que nunca sabemos exactamente en qué estamos trabajando, y que nunca podemos terminar una tarea.

Un buen consejo es que trabajes tu organización en el ambiente laboral, y puedes empezar creando una lista en la que pongas las tareas realizadas en el día.

Buscar feedbacks y recibirlos con atención

Recibir feedbacks, es decir, retroalimentación sobre el trabajo que has estado haciendo es uno de los factores más motivadores para seguir esforzándose y haciendo un buen trabajo.

Que se reconozca tu trabajo es genial! Sin embargo, siempre es bueno recibir comentarios honestos, señalando lo que se ha hecho bien y lo que se puede mejorar. Todo eso ayuda a mantener la motivación en el trabajo.

Lucas - Equipo Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.